¿Te has dado cuenta de la cantidad de frases hechas y de fórmulas rituales que aparecen en los contratos anglosajones? ¿Sabes para qué sirven y qué importancia tienen? Te lo contamos en esta entrada. Sigue leyendo.

Los contratos angloamericanos son nuestra especialidad, ya te lo hemos dicho alguna vez, ¿verdad?

Este año lanzamos un nuevo curso para abogados titulado Contract Law: Todo lo que siempre has querido saber sobre los contratos redactados en inglés.

Algunas de las preguntas más frecuentes que nos han hecho llegar nuestros primeros alumnos se referían a estas expresiones tradicionales. Por eso hemos decidido escribir esta entrada.

Qué son y para qué sirven las fórmulas rituales

Las fórmulas rituales son frases hechas, propias del lenguaje de los contratos, que se repiten tradicionalmente en el mismo orden y en los mismos sitios.

Puedes encontrarlas en el encabezado (heading) y en el preámbulo (Recitals) del contrato, pero también en la conclusión (closing) y en otras partes del documento.

Suelen utilizarse para dar paso de una sección a otra y las reconocerás porque presentan ciertas características tipográficas —como la negrita y las letras MAYÚSCULAS— que no son tan habituales en español.

Es importante tener en cuenta que estas fórmulas no son más que eso: rituales, convenciones, fórmulas tradicionales que perduran en el lenguaje jurídico por su apego a la tradición.

Por lo general, no suelen tener relevancia ni implicaciones legales. Tampoco aportan, la mayoría de las veces, ningún significado especial. Tan solo sirven para marcar con claridad el inicio o el final de un apartado o añadir algo de información que, la mayoría de las veces, resulta obvia.

A continuación, te presentamos 5 de las fórmulas más habituales que aparecen en estos contratos, te desvelamos dónde aparecen y te explicamos en qué consisten.

#1 En el encabezado

En el encabezado de los contratos suelen aparecer algunas fórmulas como esta.

THIS AGREEMENT is dated [] 2016 and made in London…

Sirven para reflejar la fecha en la que se celebró el contrato y el lugar donde las partes lo suscriben.

Aunque se trata de una fórmula estandarizada, los datos que contiene son importantes, sobre todo el de la fecha. Pueden tener relevancia en caso de que surja algún conflicto entre las partes relacionado con la entrada en vigor del contrato.

#2 el famoso Recital of Consideration

Puedes encontrarte también con fórmulas como esta.

NOW, THEREFORE, in consideration of the premises and the mutual agreements and covenants set forth herein, and for other good and valuable consideration, the Parties hereby agree as follows.

Figuran en el preámbulo del contrato (denominado Recitals) y suelen estar situadas al final del mismo. Se trata de un «Considerando de contraprestación», si es que cabe usar esta traducción.

La Consideration, o contraprestación, es un elemento esencial del contrato. Para que este sea válido debe incluir un intercambio de beneficios entre las partes valiosos y mesurables en términos económicos.

Se trata, por tanto, de un requisito esencial, por eso algunos redactores lo incluyen como un Recital y no lo consideran, por tanto, una mera fórmula ritual. Aunque no todo el mundo piensa lo mismo.

Más sobre este concepto aquí: Recitals of Consideration.

 

#3 Tras el Preámbulo

El Preámbulo o los Considerandos de los contratos suelen finalizar con otra fórmula ritual como la siguiente.

Now this contract witnesses and it is agreed and declared as follows, (…)

Se trata de una frase hecha sin contenido material que tan solo sirve para dar paso a la sección siguiente, por lo que se asemeja mucho a algunas fórmulas rituales de los contratos redactados en español (como las que te dejamos en la plantilla).

#4 En la cláusula de definiciones

La parte dispositiva de los contratos angloamericanos (el clausulado), especialmente en los más largos, suele comenzar con una cláusula de definiciones que puede contener fórmulas como esta.

In this Contract, titles and Clause headings are included for ease of reference and shall not affect the construction of this Contract.

Se trata de una cláusula informativa, no una mera fórmula ritual, que nos aclara que los títulos de las cláusulas o artículos (denominados Titles o Headings) no forman parte del contenido sustancial del contrato y se incluyen, exclusivamente, a efectos informativos.

Su contenido es tan obvio, que podría considerarse como una frase hecha.

#5 Al final del cuerpo del contrato

Al terminar la parte dispositiva, y antes del bloque de firmas, suele aparecer casi siempre una fórmula parecida a esta.

IN WITNESS WHEREOF, the parties hereby sign this Agreement in the date and place first above written.

La fórmula puede presentar diferentes variaciones, como las que te dejamos en la plantilla descargable más abajo.

Por lo general, sin embargo, no tiene otra función que la de cerrar dicha parte dispositiva, dando paso a las firmas.


¿Has visto cuántas fórmulas rituales podemos encontrar en los contratos anglosajones? Si quieres ver algunas más y conocer nuestras propuestas de traducción a todas ellas, descárgate GRATIS la plantilla que te hemos preparado.

Rellena el formulario y te la enviaremos directamente a tu correo electrónico.

¡Sí, quiero esa plantilla!

Plantilla

Si quieres la plantilla completa con todas las fórmulas rituales y sus traducciones, rellena este formulario. Te la enviaremos inmediatamente a tu correo electrónico.

Powered by ConvertKit