8 preguntas sobre la traducción jurídica

¿Sabes en qué consiste la traducción jurídica? ¿Quieres conocer a qué se dedican los profesionales de este campo, qué formación necesitan y qué documentos traducen? Sigue leyendo. Te lo contamos todo en esta entrada.

1 ¿Qué es la traducción jurídica?

La traducción jurídica o traducción legal (legal translation) consiste en traducir, desde un idioma hacia otro, documentos de carácter legal, ya sean públicos (documentos oficiales emitidos por una Administración o un organismo público) o privados (redactados para regular un determinado negocio jurídico entre particulares o empresas).

2 ¿Por qué es tan compleja?

Lo más habitual es que dichos documentos hayan sido redactados por profesionales del Derecho. Por eso, suelen contener gran cantidad de conceptos jurídicos que no se usan en la vida ordinaria y que resultan extraños para la mayoría de los traductores legos en esta materia. La importancia de trasladar adecuadamente dichos conceptos, y no solo las palabras del texto, es fundamental, pues de ellos se derivan efectos legales para las partes que el traductor tiene que saber reflejar.

3 ¿Basta con dominar un idioma para traducir textos jurídicos?

En muchas ocasiones la traducción jurídica no es solamente informativa, sino que se busca que el texto tenga efectos legales en otro país, por lo que es necesario realizar una labor previa de investigación en Derecho comparado. No basta, por tanto, con dominar el idioma en el que el documento está redactado para poder traducirlo adecuadamente. Ni siquiera es suficiente tener una amplia experiencia como traductor. Es, también, necesario conocer los dos sistemas legales (el del texto original y el del país de la lengua a la que se traduce) para no cometer errores que puedan tener consecuencias jurídicas para los destinatarios de la traducción.

4 ¿Quién puede ser traductor jurídico?

Para responder a esta pregunta hay múltiples teorías. Hay quien opina que lo principal es tener una sólida formación en el campo de la traducción complementada con conocimientos de los sistemas legales. Otros piensan que el más capacitado para este tipo de traducción es un abogado con un buen dominio de los idiomas. Nosotros, en cambio, pensamos que no es suficiente ni una cosa ni la otra. El traductor jurídico “ideal” debe ser abogado y traductor al mismo tiempo. Lo que en el ámbito de la Unión Europea se denomina como “jurista-lingüista”.

5 ¿Qué formación debería tener el traductor jurídico?

El traductor jurídico profesional debe poseer una sólida formación académica en Derecho. Un máster especializado o haber cursado la carrera de Derecho nos parecen las mejores opciones, ya que, una disciplina tan compleja como esta no se domina, ni mucho menos, recibiendo unos pocos cursos. Pero, al mismo tiempo, el traductor jurídico se va a enfrentar a múltiples retos traductológicos a lo largo del texto, por lo que, también es necesaria una sólida formación en el campo de la traducción. Adicionalmente, pensamos que la especialización en determinadas áreas del Derecho es fundamental para poder garantizar un trabajo de calidad en materias tan complejas.

6 ¿Qué documentos necesitan una traducción jurídica especializada?

Cualquier documento redactado por un experto en Derecho, ya sea un funcionario público, un abogado, un juez o un asesor legal, así como una gran cantidad de documentos financieros que contienen un buen número de conceptos jurídicos necesitan ser traducidos por un traductor jurídico profesional.

Éstos son algunos de esos documentos:

  • Contratos de compraventa y financieros.
  • Poderes notariales y escrituras.
  • Documentación laboral.
  • Testamentos y fideicomisos.
  • Pólizas de seguro, informes periciales.
  • Documentos relativos a Propiedad Intelectual o Industrial.
  • Normativas y legislación extranjera.
  • Decisiones judiciales.
  • Procedimientos arbitrales.
  • Escrituras y estatutos sociales.

Y, en general, cualquier texto legal o financiero que suponga la creación de derechos u obligaciones para una determinada parte.

7 ¿Para quién trabaja un traductor jurídico?

Los traductores jurídicos profesionales pueden trabajar tanto por cuenta propia (como traductores autónomos que ofrecen sus servicios directamente al mercado), como por cuenta ajena (en plantilla de empresas o instituciones).

Los traductores autónomos, generalmente, trabajan desde casa para agencias de traducción que hacen de intermediarios entre ellos y los clientes. En otros casos, como el nuestro, también trabajan directamente para los clientes que utilizan sus traducciones, normalmente abogados. El traductor jurídico en plantilla suele trabajar en despachos de abogados con gran volumen de traducciones o en organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Comisión Europea o el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

8 ¿Cómo puedo contactar con un traductor jurídico profesional?

Tanto las agencias de traducción especializadas en traducción jurídica como los traductores autónomos que se dedican a ello suelen tener su propia página web. No es difícil encontrarlos usando Internet. En España existen también varias agrupaciones de traductores con listados de sus miembros. La más conocida y numerosa es ASETRAD (Asociación Española de Correctores, Traductores e Intérpretes), en cuya página web puedes buscar traductores profesionales por especialidad y residencia (ASETRAD).

 

¡GUÍA GRATIS!

Portada bibliografia recursos traduccion juridica economica 400

Completa este formulario y recibirás gratuitamente nuestra GUÍA DE BIBLIOGRAFÍA Y RECURSOS PARA LA TRADUCCIÓN JURÍDICA Y ECONÓMICA.

Powered by ConvertKit
25 Comentarios
  • Leon Hunter
    Publicado a las 20:32h, 03 abril Responder

    ¡Muy interesante el artículo! Pienso, sin embargo, que abogado no es la única profesión jurídica (aunque aquí en España todos los que trabajan en una profesión jurídica son abogados por defecto) pero no es así en otros países. Hay profesiones jurídicas en Reino Unido («conveyancer», notario, etc.) para los que no es necesario ser previamente abogado.
    Solo esa puntualización 🙂
    Un saludo,
    Leon Hunter

    • TraduccionJuridica.es
      Publicado a las 06:57h, 04 abril Responder

      Hola Leon:

      Gracias por pasarte por aquí y por comentar. Tienes toda la razón. En España tendemos a identificar jurista con abogado y no tendría que ser así. Tal vez, lo más correcto por nuestra parte, hubiera sido decir: “El traductor jurídico «ideal» debe ser jurista y traductor al mismo tiempo”.

      Parece que todo lo que tiene que ver con el Derecho es más flexible en los países del common law que en los del Derecho codificado, también en lo referente a las profesiones jurídicas. Ya hemos hablado aquí del “paralegal” y del jurista-lingüista en los despachos de abogados. Nosotros pensamos que, tanto la de traductor jurídico como la de intérprete judicial (ambas caben dentro del concepto de jurista-lingüista), deberían considerarse profesiones jurídicas. Pero, me temo que aún queda un largo camino por recorrer hasta que esto sea así.

      Un saludo.
      Ruth.

  • Isabel García Cutillas
    Publicado a las 14:27h, 04 abril Responder

    Gracias por dar respuesta a estas dudas tan frecuentes. Añado como apunte adicional que es harto frecuente confundir o asimilar la traducción jurídica con la traducción jurada y viceversa, incluso entre los propios traductores. Es cierto que la mayoría de las traducciones juradas son de textos legales, pero no son los únicos. Yo, por ejemplo, las hago sobre todo de textos financieros (folletos de fondos de inversión, informes financieros, etc.), y una vez hice incluso la traducción jurada de una patente, es decir, de un texto eminentemente técnico.

    Un saludo,
    Isabel

    • TraduccionJuridica.es
      Publicado a las 18:07h, 04 abril Responder

      Hola Isabel:

      Es verdad que, en ocasiones, hay quien confunde traducción jurídica con jurada. Mientras que la primera es aquella que versa sobre una materia jurídica o legal, como hemos explicado en este artículo, la segunda es aquella realizada por un traductor o intérprete jurado, esto es, habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, sobre cualquier materia. En esta página (Traducción Jurada) hablamos sobre la traducción jurada. Aunque, tal vez convenga ampliar la información con una nueva entrada del blog. Y, aún tenemos pendiente la que te debemos sobre “Equity” ¡Uff, se nos acumula el trabajo!

      Un saludo,
      Ruth.

  • Franco Di Bella
    Publicado a las 23:04h, 04 diciembre Responder

    Muchas Gracias por mostrarnos esta reseña de la traducción jurídica. Me ayudo mucho con mi tarea, la recomendaré. Gracias. Nos vemos.

  • Essam
    Publicado a las 07:49h, 22 septiembre Responder

    cual es la diferencia entre traductor jurídico y traductor jurado ?!

    saludos desde Egipto

  • Sara de las Heras
    Publicado a las 21:30h, 05 marzo Responder

    Esta entrada, como tantas otras que han publicado, resulta de lo más útil para aquellos que nos estamos iniciando en este campo de especialidad. Me gustaría preguntarles si podrían ser algo más concretos cuando dicen «Adicionalmente, pensamos que la especialización en determinadas áreas del Derecho es fundamental…». Llevo mucho tiempo haciéndome esa pregunta. ¿Me recomendarían el área del Derecho internacional privado? ¿O Derecho contractual? Aunque sigan siendo campos muy generales, ahora mismo cualquier consejo me ayudaría bastante.

    ¡¡Muchas gracias!!

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 16:16h, 06 marzo Responder

      Hola, Sara:

      Pues efectivamente, consideramos que con la especialización, incluso dentro del ámbito del Derecho (o de la traducción jurídica), es lo más recomendable para conseguir la mayor calidad posible en las traducciones. La razón es que es difícil mantenerse al día de todas las novedades legislativas del Derecho, y saber si se sigue aplicando en la normativa vigente una determinada terminología (elemento crucial para ser un ben traductor jurídico). Por ejemplo, en el ámbito societario, actualmente se utiliza el término «concurso» y no «quiebra». Una de nuestras especialidades es el Derecho contractual, y puedo decirte que es un nicho de mercado importante para los traductores.
      Espero haberte ayudado un poquito.
      Un saludo,
      Ruth

  • Zeltzin landeros
    Publicado a las 16:37h, 31 marzo Responder

    Hola soy una estudiante de lic. de idiomas me gusto mucho su articulo y me ha servido de mucho en una investigación para realizar mi tesis sobre la traducción jurídica; pero me gustaría preguntar si no hay algún problema, si al momento de traducir un texto el traductor se encuentra con dificultades al traducir los textos, o que estrategias aplica al momento de tener esa situacion.

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 16:44h, 01 abril Responder

      Hola, Zeltzin:

      Pues realmente la estrategia a aplicar depende de muchos factores. Quizá te resulte interesante leer este artículo que nos publicaron en La Linterna del Traductor, donde abordamos este tema: http://www.lalinternadeltraductor.org/n8/ingles-contratos.html
      En cualquier caso, en el curso de Traducción Jurídica que impartimos con Cálamo abordamos y explicamos las diferentes estrategias de traducción dependiendo de la complejidad del término…
      Espero haber resuelto tu duda.
      Un saludo,
      Ruth
      Un saludo,
      Ruth

  • Ramón
    Publicado a las 09:12h, 18 abril Responder

    Hola, me gustaría si a través de este medio es conveniente traducir documentos para trasladarte a un país extranjero. Hablo de documentos como una partida de nacimiento e historial académico

  • Lucia
    Publicado a las 00:38h, 16 mayo Responder

    Me ayudará para mi tema de tesis. Thank youuuu 🙂

  • Monica
    Publicado a las 18:49h, 05 julio Responder

    Buenas tardes,
    muchas gracias por el artículo, me parece muy interesante. Quería hacer una pregunta sobre el tema de la especialización. Sería posible hacer una especialización en traducción jurídica y una segunda especialización (por ejemplo: turismo, literatura…). Es obligatorio saber todas las ramas del derecho para ser traductor jurídico o por ejemplo es posible especializarse solo en una rama (por ejemplo Derecho Mercantil) y luego hacer otra especialización? O en vuestra opinión una persona que escoge la traducción jurídica debería dedicarse solo al sector jurídico?
    Me gustaría mucho saber vuestra opinión de profesionales. Me sería de gran ayuda para orientarme en mis estudios.
    Muchas gracias de nuevo,
    un saludo
    Monica

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 07:00h, 07 julio Responder

      Hola, Mónica:

      Son muchas preguntas. En fin, solo podemos decirte que elegir una especialización es una decisión muy personal. No existen reglas definidas sobre esto. Tienes que fijarte en un campo que te guste, que puedas llegar a dominar y que tenga suficiente demanda. La traducción jurídica es uno de ellos. A partir de ahí, tendrás que pasar el resto de tu vida profesional formándote y aprendiendo del campo que traduces para ser cada vez mejor traductora. Lo de la segunda especialización nosotros no lo vemos, salvo que tenga bastante relación con la primera (ej.: jurídica y económica).

      Un saludo,
      Ruth.

  • Fernando
    Publicado a las 14:44h, 15 septiembre Responder

    Hola buenas tardes, me llamo Fernando. Estoy terminando el Grado de Estudios Ingleses (antigua Filología Inglesa) y estaba pensando en especializarme en Traducción Jurídica dado que he cursado varias asignaturas de traducción.
    Soy funcionario del Cuerpo Nacional de Policía y había pensado que esta rama era la más adecuada por los conocimientos sobre materia penal que poseemos, dado que la otra opción que tengo por la carrera son textos literarios y no me convencía mucho.
    La verdad es que he leído en varios foros sobre la necesidad de ser abogado además de traductor para dedicarse a la traducción jurídica y me ha desanimado un poco.
    ¿Merece la pena especializarme con algún curso o máster de refuerzo como el de Cálamo y Cran u otro similar y buscar trabajos relacionados o al no ser jurista o tener la carrera de derecho se me cierran muchas puertas de entrada?
    Muchas gracias por vuestro valioso tiempo.
    Atentamente
    Fernando

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 10:48h, 16 septiembre Responder

      Hola, Fernando:

      Gracias por enviarnos tu consulta. La traducción jurídica es un campo de especialización muy bonito y muy fructífero. No es necesario ser abogado para poder trabajar y prosperar en este campo, aunque los estudios de Derecho ayudan mucho, como es evidente. Si no has estudiado esta carrera tendrás que completar tu formación con todos los cursos y libros que puedas. El camino es largo y uno no termina nunca de aprender.

      Lo que sí es realmente difícil es compatibilizar este trabajo con cualquier otro, por su nivel de exigencia y la urgencia de los plazos con que generalmente se solicitan las traducciones. Te lo digo pues de tu correo interpreto que ya tienes trabajo (si no te he entendido mal).

      Un cordial saludo,
      Ruth.

  • Fernando
    Publicado a las 17:51h, 17 septiembre Responder

    Hola Ruth, gracias por los consejos. Sí, es cierto que tengo otro trabajo, llegado el momento estoy dispuesto a solicitar una excedencia para entregarme totalmente al derecho y probar poque me interesa mucho desde hace tiempo. Pensé que podría compatibilizar ambas profesiones durante un tiempo de adaptación pero deduzco de lo que me comentas que no va a poder ser posible. Vuestra página es enriquecedora y orienta muy bien, os descubrí hace poco y he adquirido muchísima más información sobre el tema y estoy además aprendiendo mucho en muy poco tiempo. Este año termino la asignatura Inglés Profesional y Académico; Traducción de textos Jurídico y Económico Comerciales donde nos han enseñado las bases del derecho inglés y americano con respecto al europeo, pero la verdad que no se que camino tomar ahora para continuar. Que me recomiendas?

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 07:48h, 20 septiembre Responder

      Hola de nuevo, Fernando:
      Me alegra saber que nuestros contenidos te resultan útiles. En cuanto a lo que me comentas, es estupendo que estés profundizando en la traducción jurídica. Quizá el siguiente paso a dar sería formarte en Derecho. Es cierto que no hace falta ser licenciado en Derecho para traducir textos jurídicos, pero sí hay que formarse en la materia. Nosotros hemos lanzado hace poco un nuevo curso de iniciación al Derecho mercantil (que es una de las ramas que más traducciones genera). Te puedes informar aquí: http://traduccionjuridica.teachable.com/p/derecho-mercantil

      Espero que esta información te sea de ayuda.
      ¡Un abrazo y a seguir con nuevas ilusiones!
      Ruth

  • María
    Publicado a las 12:13h, 18 agosto Responder

    Hola, Ruth:

    Muchas gracias por el artículo.

    Quería hacerte una consulta. Yo terminé la carrera de Derecho e hice un máster especializándome en Derecho Mercantil, pero siempre me han encantado los idiomas, especialmente el inglés. Desde hace tiempo he querido dedicarme a la traducción jurídica, pero no tengo ninguna formación en traducción, al margen de lo que he podido aprender por mi cuenta.

    ¿Me recomendarías hacer la carrera de traducción o bastaría con algún curso que pudiera darme una base en el tema?

    ¡Muchas gracias y enhorabuena por el blog!

    Atentamente,
    María

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 09:50h, 21 agosto Responder

      Hola, María:

      Gracias a ti por leernos y por escribirnos. Esa pregunta nos la hacen muy a menudo. Yo misma estudié las dos carreras, primero Derecho y después traducción, cuando ya estaba trabajando como traductora. Tal vez sea lo mejor, pero estudiar una segunda carrera supone una inversión muy grande de tiempo y esfuerzo.

      Si todavía no sabes si te vas a dedicar profesionalmente a la traducción te recomendaría que empezaras por algún curso de introducción. Así podrás comprobar si de verdad es lo tuyo. Existen muchos cursos muy buenos. Yo puedo recomendarte el nuestro. Puedes echarle un vistazo aquí: https://www.calamoycran.com/cursos/traduccion/curso-de-traduccion-juridica

      Un saludo muy cordial,
      Ruth.

  • Jose Luis
    Publicado a las 11:17h, 06 febrero Responder

    En Argentina, por ejemplo, existe la Carrera universitaria de traductor público donde se estudia derecho argentino y derecho estadounidense y británico. Durante la duración de la Carrera se traducen documentos jurídicos y comerciales de alta complejidad.

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 10:20h, 07 febrero Responder

      Hola, José Luis:
      Muchas gracias por tu aportación. Efectivamente, un sistema digno de que copiaran otros países.
      Un saludo y gracias por leernos,
      Ruth

Publica un comentario