¿Quieres saber en qué consisten este tipo de operaciones, cada vez más frecuentes? ¿Quieres conocer toda su terminología y los problemas de traducción que las rodean? No dejes de leer esta entrada. Te guardamos una sorpresa para el final.

Hace muy poco hemos trabajado en la traducción de un largo e interesantísimo documento sobre esta materia.

Parece una cuestión sencilla, pero encierra más problemas de los que parece.

De las muchas dudas que nos surgieron al traducir y de la investigación que tuvimos que realizar nace este artículo. Esperamos que te resulte útil.

Para situarnos

El término secured transations hace referencia a las operaciones de concesión de crédito llevadas a cabo por entidades financieras con empresas comerciales para financiar la actividad de estas últimas. Dichas operaciones se caracterizan por que la devolución o amortización del crédito se garantiza mediante la constitución de una garantía real (casi siempre, mobiliaria) sobre los activos del deudor (la empresa que recibe el crédito).

Dicho así, parece fácil, y su traducción, simple = operaciones garantizadas.

Pues sí, efectivamente lo es, si no queremos indagar demasiado. El problema deriva de que en el Derecho español y en los sistemas jurídicos de otros muchos países no existe este concepto.

Este tipo de operaciones se regulan en diferentes cuerpos legislativos, sin que exista una regulación específica para ellas. A su vez, las garantías aportadas en estas operaciones son también muy variadas y se rigen por diferentes textos normativos como el Código Civil, el Código de Comercio, la Ley Hipotecaria, la Ley de prenda sin desplazamiento e hipotecas mobiliarias y algunas otras.

Sin embargo, de todos es sabido que el Common Law domina el mundo de los negocios y la financiación internacional. Razón por la cual, cada vez con más frecuencia nos encontramos con el concepto de secured transactions en las operaciones internacionales de financiación.

Aunque, tal vez, el término «operaciones garantizadas» no sea el más correcto en español (por lo que explicaremos más adelante), nosotros lo utilizaremos en este artículo para entendernos.

Veamos con más detalle en qué consisten estas operaciones.

Un binomio interesante

El concepto de secured transaction engloba lo que en Derecho español tratamos como dos operaciones distintas, pero que en el Common Law van íntimamente unidas.

Por un lado, está la concesión del crédito garantizado (secured credit) y por otro la constitución de la garantía (security interest) que asegura la devolución del crédito. Estas dos operaciones suelen realizarse simultáneamente. El concepto de secured transaction alude tanto a la operación de concesión del crédito garantizado como a la propia garantía otorgada por el deudor y que, casi siempre, es una garantía mobiliaria.

Las dos operaciones pueden materializarse mediante dos contratos independientes —un contrato de crédito (credit agreement) y un contrato o acuerdo de garantía (security agreement)— o en un único contrato que recoja todos los acuerdos de las partes.

Esta es la razón por la cual la Ley Modelo de UNCITRAL (Model Law on Secured Transactions) se denomina “Ley Modelo sobre Garantías Mobiliarias” y no “Ley Modelo sobre Operaciones Garantizadas”. Al no existir este concepto jurídico en muchos países de habla hispana se optó por hacer referencia a la segunda parte de la operación, considerando que dicho nombre era más correcto y resultaría más fácil de comprender para los lectores de habla hispana.

Así se explica en una nota al pie de la propia Ley Modelo:

“Secured transaction” means a transaction that creates a security right in a movable asset. Thus, there is no substantive difference between the title of the Model Law in the language versions that do not use the term “secured transaction” and the title of the UNCITRAL Legislative Guide on Secured Transactions.

Objeto y terminología

El objeto de una operación garantizada es el de proporcionar crédito (to provide credit) a las empresas de forma sencilla, rápida y a un coste asequible, al tiempo que el prestamista (the lender) obtiene garantías de la devolución del crédito. De esta forma se facilita la actividad empresarial y el crecimiento económico.

Las partes que intervienen son la entidad de crédito, que ejerce de prestamista (lender, o también llamado debtholder y secured creditor) y la empresa que lo recibe, que es el deudor o prestatario (borrower o debtor). La operación de crédito suele materializarse en un préstamo (loan) o en una línea de crédito (credit facility).

La garantía otorgada por el deudor no es una garantía personal (guarantee), sino una garantía real (security interest) mediante la cual el prestamista adquiere un derecho real (right in rem) sobre alguno o varios de los bienes o activos (assets) del prestatario. Estas garantías pueden constituirse sobre bienes muebles (movable assets o personal property) de muchos tipos, como las existencias (inventory) del prestatario, sus créditos por cobrar (receivables) y sobre bienes de equipo (equipment) o maquinaria (machinery).

Se constituye, por tanto, una prenda (pledge) sobre los bienes dados en garantía, a los que suele denominarse como collateral. No suelen entrar en la categoría de secured transactions las operaciones garantizadas mediante garantías inmobiliarias (real property) como la hipoteca (mortgage), que se regulan de forma distinta en el ámbito del Derecho inmobiliario (real-property law).

Las ventajas para el prestamista son enormes, ya que la devolución del crédito no depende de la mera palabra del deudor, sino que el prestamista recibe un derecho muy especial de garantía, esto es, un derecho real (security right) sobre ciertos bienes. Ello le permite controlar los bienes tras el impago (to control after default), recuperar su crédito sin tener que ir a juicio (to recover the credit without litigation) y gozar de prelación (priority) en caso de insolvencia (in case of bankruptcy).

En el caso de que el deudor no devuelva el crédito que le ha sido concedido en los plazos pactados, el prestamista podrá ejecutar (may enforce) la garantía para obtener así el importe que se le debe.


Eso es todo por hoy. Seguiremos hablando de esta tema en próximas entradas. Mientras, si te interesa este campo, tenemos algo que te va a encantar: un glosario gratuito EN-ES sobre Company Law con más de 300 entradas. Descárgatelo ahora mismo. Solo tienes que darnos tu correo electrónico y te lo enviaremos inmediatamente.

 

Glosario de Company Law

Glosario granate

Te regalamos un glosario GRATUITO Inglés-Español con más de 300 términos y expresiones sobre Company Law. Solo tienes que rellenar este formulario y lo recibirás inmediatamente por correo electrónico.

Powered by ConvertKit