¿Sabes qué es un Notary Public y cuáles son sus funciones? ¿Conoces en qué se diferencian de los notarios españoles o europeos y por qué tal vez no deberíamos equiparar esta figura con la de nuestros notarios? Te lo contamos en esta entrada.

No todo notary public es un notario. Al menos, no es lo que nosotros conocemos como un «notario».

El notario de la Europa continental es un producto típico de los sistemas romanistas, que también existe con características parecidas en Latinoamérica y en muchos países de África, especialmente los de influencia francesa.

Principales diferencias

Nuestros notarios son profesionales del Derecho nombrados para ejercer una función pública, pero que trabajan de forma privada en régimen de competencia. Están autorizados para dar fe de los actos que se realizan ante ellos, generalmente, el otorgamiento de escrituras de compraventa, de constitución de garantías, contratos, poderes y otros muchos negocios jurídicos.

Su intervención en la actividad jurídica y comercial es muy activa. Prueba de ello es que, según el Consejo General del Notariado, solo en España hay actualmente unos 3.000 notarios ejercientes.

Sin embargo, según la Notaries Society (la entidad que representa a los notarios de Inglaterra y Gales) se calcula que existen solo unos 850 notarios que ejercen en ambos países, de los cuales la mitad son solicitors que compaginan ambas profesiones.

Esto nos da una idea de su papel, sus funciones y sus diferencias con nuestros notarios. Su participación en el tráfico jurídico es más reducida, ya que los sistemas jurídicos de países como Inglaterra o los Estados Unidos no exigen su intervención en tantos actos como nuestro Derecho.

El papel de los notarios (notary public) en los países anglosajones varía mucho de unos a otros. Pero, en términos generales, podemos decir que tiene poco que ver con nuestro notario.

Veamos con algo más de detalle quiénes son estos profesionales y qué funciones desempeñan en el Reino Unido y en los Estados Unidos.

Los notarios del Reino Unido

Los notarios británicos son profesionales con formación jurídica que en muchos casos han ejercido antes como solicitors o, incluso, compaginan ambas profesiones. No obstante, el acceso al ejercicio notarial suele estar regulado de forma diferentes (salvo en Escocia) y se accede a él mediante la superación de exámenes específicos e independientes.

La Notaries Society de Inglaterra y Gales define a los notarios como abogados cualificados que ejercen la tercera profesión jurídica más antigua del país.

Los notarios reciben generalmente el nombre de Notary Public, aunque también puedes encontrar las denominaciones de public notary o notary, a secas.

Sus funciones consisten en servir como fedatarios públicos, certificando la autenticidad y validez de determinados documentos y garantizando el cumplimiento de ciertas formalidades legales.

Su trabajo se centra con mucha frecuencia en facilitar la autentificación de documentos para ser utilizados en el comercio internacional o por personas que tienen bienes situados en el extranjero, ya que la autentificación de documentos para su uso en el Reino Unido la llevan a cabo los solicitors.

El acceso a la profesión se realiza de una manera algo distinta a la que conocemos en los países del Derecho Civil y cuenta con ciertas particularidades en cada uno de los países que componen el Reino Unido. La forma en la que se regula el ejercicio profesional también es diferente, y guarda bastantes similitudes con la profesión de solicitor.

La entidad que representa a los notarios ejercientes en Inglaterra y Gales se denomina The Notaries Society. En Escocia, sin embargo, los notarios pertenecen a la misma asociación que los solicitors, la Law Society of Scotland, y el acceso a la profesión se regula allí de forma común para ambas profesiones, que también pueden ejercerse simultáneamente.

Los notarios en los Estados Unidos

La profesión de notario en los Estados Unidos presenta algunas diferencias importantes respecto a la de sus homólogos británicos.

En primer lugar, los notary public estadounidenses no son profesionales del Derecho, sino funcionarios estatales nombrados por el gobernador del estado en cuestión.

Sus tareas varían según los estados, aunque, en general, podría decirse que consisten en servir como testigos imparciales en la firma de documentos de cierta relevancia.

Normalmente no redactan documentos jurídicos ni asesoran a las partes sobre su contenido, sino que se limitan a atestiguar su veracidad, su autenticidad o la firma. Es lo que se conoce como la toma de declaraciones o juramentos (taking of acknowledgements and oaths).

El acceso a la profesión y su regulación varía también en todo el territorio de los Estados Unidos. En algunos estados se exige realizar una serie de cursos de preparación y la superación de un examen, en otros, solo los cursos o solo el examen. Por lo general, es necesario ser mayor de 18 años, residir en el estado donde se quiere ejercer y no tener antecedentes penales (criminal records).

Pocos más son los requisitos que las autoridades exigen para acceder a un puesto de notario, salvo el de rellenar la solicitud y pagar la tasa correspondiente.

También conviene señalar que son cargos temporales, por lo que siempre consta en los actos en los que intervienen la fecha de expiración de su mandato con frases como My commission expires on

Conclusión

Teniendo todo esto en cuenta muchos son los que abogan por no equiparar a los notary public con nuestros notarios.

Nuestra colega, Paula Arturo, abordaba esta cuestión hace unas semanas en su blog (aquí) y recogía algunas opciones de traducción que nos permiten no confundir las dos figuras, como la de notario anglosajón o notario angloamericano.

Nuestros amigos traductores tal vez consideren una buena idea utilizar alguna de estas opciones, especialmente si el documento que están traduciendo va a ser leído por una persona que no conozca bien estas diferencias.


Si quieres saber más sobre los notarios y sobre cómo se ejercen el resto de las profesiones jurídicas en los países anglosajones, échale un vistazo a nuestro libro.

 

Artículos relacionados