Las has visto infinidad de veces en los contratos anglosajones, pero ¿conoces su verdadero significado? ¿Estás al corriente de todas sus implicaciones? En este artículo te lo contamos todo.

Los contratos angloamericanos están plagados de cláusulas que aluden a diferentes tipos de garantías.

Hace unos días te explicamos la diferencia entre las warranties, las guarantees y las securities. Si todavía no lo has leído haz clic aquí.

Es importante que conozcas todas las sutilezas y las implicaciones de estos términos, para que así puedas entender las consecuencias de su inclusión en un contrato.

Hoy te hablaremos de una cláusula muy frecuente que alude a cierto tipo de garantías aportadas por las partes.

Significado e implicaciones

La cláusula denominada Representations and Warranties —típica de los contratos anglosajones— tiene una gran importancia. La expresión que da título a la cláusula es, en sí misma, uno de los tecnicismos (terms of art) más habituales del inglés jurídico.

Con mucha frecuencia se traduce erróneamente por «representaciones y garantías». Su traducción correcta es «declaraciones y garantías» o «manifestaciones y garantías», pero nunca «representaciones…».

Se trata, además, de un concepto que los países de habla hispana hemos importado de los anglosajones y que aparece cada vez con más frecuencia en la contratación española y de otros países.

El Black’s Law Dictionary define las Representations and Warranties como declaraciones sobre hechos —realizadas de palabra o de obra— cuya intención es la de persuadir a alguien para que actúe de una determinada forma, generalmente, para que suscriba un contrato. También se definen como la manifestación de que un hecho, o un estado de ánimo, existen.

Estas declaraciones introducen circunstancias y condiciones que pueden afectar al perfeccionamiento del contrato, o pueden influir en la voluntad de una de las partes para formalizarlo (enter into the contract).

Doble función

La cláusula denominada Representations and Warranties cumple dos funciones principales en los contratos:

  1. Función informativa, es decir, la de introducir información importante para la firma del contrato.
  2. Función de garantía y atribución de responsabilidad.

Esta doble función puede ser el origen de que el tecnicismo se presente en forma de doblete: Representations alude a la función informativa y Warranties a la de atribución de responsabilidad.

La función informativa (representation) de la cláusula se articula a través de la presentación de información relevante para la firma del contrato, como la manifestación sobre la titularidad (title of ownership) de los bienes o los activos que se pretenden vender, o las manifestaciones sobre los estados financieros (financial statements) de la empresa/negocio objeto de compraventa.

Además de informar sobre estos aspectos, se garantiza que dicha información es cierta. Aquí es donde entra en juego la función de garantía y atribución de responsabilidad (warranty), que es de la máxima importancia, ya que el incumplimiento de dichas garantías da lugar a acciones por incumplimiento de garantía (action for breach of warranty).

Ya sabes que el término warranty se refiere a las garantías propias de cada contrato que resultan esenciales a éste. A través de ellas, se nos garantiza algo en el marco de dicho contrato.

Así las define el Oxford Dictionary of Law:

A warranty is a term or promise in a contract, breach of which will entitle the innocent party to damages but not to treat the contract as discharged by breach.

El incumplimiento de una warranty no da lugar a incumplimiento de contrato (breach of contract), pero si a un incumplimiento de garantía (breach of warranty), por lo cual, en algunos casos, podrá reclamarse una indemnización de daños y perjuicios (damages).

 

Ejemplos

Un ejemplo es la llamada warranty of fitness for a specific purpose, mediante la cual se asegura que el bien o servicio vendido es apto para un determinado fin; o la warranty of title incluida en todo contrato de compraventa o alquiler que garantiza que el vendedor o arrendatario es el verdadero titular y propietario de los bienes vendidos o arrendados.

Te dejamos un ejemplo de Representations and Warranties extraído de un contrato de prestación de servicios:

Acme represents and warrants to Doe as of the Signature Date that:

(a)       it owns or, to the best of its knowledge, has all necessary licenses or rights to the Product for the performance of Acme’s obligations under this Agreement;

(b)       this Agreement does not, to the best of its knowledge, conflict with rights granted by Acme to any third party; and

(c)        neither Acme nor any of its Affiliates has received any notice concerning any claims of ownership or patent infringement from any third party with respect to the Product.

Mediante esta cláusula Acme garantiza a Doe (la otra parte del contrato) que:

  • posee todos los derechos o licencias sobre el Producto necesarios para cumplir con las obligaciones asumidas en el contrato;
  • que, según su leal saber y entender, el presente contrato no entra en conflicto con los derechos que Acme haya podido conceder a ningún tercero; y
  • que ni Acme, ni ninguna de sus empresas vinculadas, están al corriente de que exista reclamación alguna de ningún tercero sobre la titularidad del Producto o sobre una posible infracción de patentes.

Podría pensarse que son meras declaraciones de «buenas intenciones», pero, como acabamos de decir, son mucho más que eso. Su incumplimiento puede tener importantes consecuencias para la parte que las incumple.


Si quieres descargar una versión ampliada de este artículo en PDF, rellena este formulario y lo recibirás inmediatamente en tu correo electrónico.

 

¡Sí, lo quiero!

Articulos-descargables_granate

Si quieres obtener una versión ampliada de este artículo en PDF, rellena este formulario. Te lo enviaremos inmediatamente a tu correo electrónico.

Powered by ConvertKit