Hace un par de días, nuestro querido y admirado Ken Adams (el gurú de la redacción de contratos en EE. UU.) publicó en su blog una entrevista que nos hizo con el formato de Q&A. En ella hablamos de las dificultades, muchas veces ocultas, que encierra la traducción al español de los contratos redactados en inglés. También tratamos de explicar cómo resolvemos los traductores profesionales algunos de estos problemas y dificultades.

Las trampas que encierran estos documentos son muchas y a menudo se subestiman, dando lugar a malas traducciones, interpretaciones erróneas o, lo que es peor, perjuicios económicos para alguna de las partes del contrato.

Blog K Adams

Puedes leer la entrevista aquí.

Parece ser que el tema interesa, y mucho, pues nuestra conversación con Ken se ha compartido ya más de 100 veces en diferentes redes sociales. Por eso queremos dejártela aquí, por si te apetece leerla.

Tan solo nos queda darle las gracias a nuestro anfitrión por habernos invitado a hacer esta entrevista. Su blog es para nosotros una fuente de continua inspiración desde hace años, al igual que su libro A Manual of Style for Contract Drafting, en el que casi siempre encontramos alguna respuesta a los muchos problemas que nos plantean los contratos redactados en inglés.

Si te interesa el tema, te recomendamos que le eches un vistazo también a nuestro curso sobre contratos angloamericanos.