Los contratos son, probablemente, los documentos legales más utilizados y, por tanto, más traducidos en todo el mundo. Tanto los traductores especializados en este campo como los abogados que asesoran a clientes internacionales se ven obligados a enfrentarse con frecuencia a estos documentos. En esta entrada te contamos algo más sobre los contratos anglosajones.

La jerga y la terminología de los contratos aparecen por todas partes: en las condiciones de un viaje, en un paquete turístico, en el aviso legal de la página web que estamos visitando, en las condiciones que aceptamos cuando nos descargamos una aplicación o encendemos un videojuego, etc. La lista es casi interminable.

El Derecho anglosajón domina, además, el comercio internacional y las transacciones financieras. Por eso los contratos redactados en esta lengua abundan en todo tipo de transacciones internacionales.

Por otro lado, los contratos son instituciones de Derecho privado que tienen sus propias normas internas de interpretación y sus dificultades específicas. También responden a una estructura muy característica.

Los elementos del contrato

Si estás acostumbrado a trabajar con el Derecho español sabrás que el artículo 1.261 del Código civil recoge los elementos esenciales del contrato en nuestro sistema jurídico que son: consentimiento, objeto y causa.

En concreto, el Código civil dice lo siguiente:

No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes:
1. Consentimiento de los contratantes.
2. Objeto cierto que sea materia del contrato.
3. Causa de la obligación que se establezca.

Por lo tanto, para que exista un contrato según el Derecho español deben estar presentes los siguientes elementos: Consentimiento de los contratantes (libremente otorgado); Objeto cierto que sea materia del contrato (es decir, que sean bienes o servicios con los que se pueda comerciar, que no estén prohibidos, y no sean contrarios a las leyes); y Causa de la obligación que se establezca, la cual varía según el tipo de contrato.

Sin embargo, el Derecho anglosajón de contratos (Contract Law) es un poco diferente. Aunque este varía en cada una de las jurisdicciones en las que se aplica, puede decirse que existe una esencia común y una gran coincidencia en lo que a los elementos del contrato se refiere.

 

El Contract Law considera que para que exista un contrato, y este pueda ser considerado jurídicamente válido, deben estar presentes, al menos, los siguientes elementos: oferta, aceptación y contraprestación.

Los estudiantes de Derecho de los países anglosajones estudian la siguiente ecuación:

Offer + acceptance + consideration = contract

Es decir, que para que exista un contrato se supone que deben existir una o varias ofertas realizadas por una de las partes y aceptadas por la otra.

Qué esto de la consideration

Pues se trata, ni más ni menos, de un elemento esencial y que, además, marca una importante diferencia con nuestro Derecho y los demás sistemas de base romano-germánica (como ya te contamos en esta entrada: Recitals of Consideration).

La Consideration implica un intercambio de beneficios valiosos y mesurables en términos económicos entre las partes. Lo cual supone una importante diferencia respecto a nuestro Derecho de contratos, que admite el denominado «contrato gratuito», en virtud del cual «una de las partes entrega a la otra un beneficio por pura liberalidad» (citando a García Goyena). Así tenemos que el mandato, el comodato y la donación son considerados contratos en nuestro sistema legal, pero no lo serían nunca en un sistema Common Law.

Las partes deben intercambiarse algo de valor, razón por la cual nosotros solemos traducirlo por «contraprestación». Esta contraprestación suele ser un importe en dinero, pero también puede consistir en asumir una obligación (te entrego algo a cambio de que te comprometas a conservarlo en buen estado) o en abstenerse de realizar alguna acción (te entrego esto a cambio de que dejes de fumar).


Nada más por hoy. Solo nos queda recordarte que lo que hoy te hemos contado es parte de los temas que trataremos con toda profundidad en el curso sobre contratos anglosajones.

Coming Soon!!

Imagen_para_cv

La primera edición del curso sobre contratos anglosajones está completa.

Apúntate a nuestra lista de espera y sabrás antes que nadie cuándo abriremos la próxima edición (plazas limitadas).

Powered by ConvertKit