¿Te has dado cuenta de las veces que puede aparecer el término reasonable en un contrato redactado en inglés? No sabemos qué te parecerá a ti, pero nosotros pensamos que es excesivo. Así que, hemos investigado un poco este problema y hoy te propondremos algunas soluciones.

Es razonabletanto«reasonable»

Esta entrada es fruto de una sugerencia lanzada por nuestra amiga Sarah Callejo. Así que, como no podía ser de otra forma, se la dedicamos a ella. Sarah nos proponía traducir reasonable como «justificado». Vamos a ver si es posible.

El adjetivo «razonable» aparece en multitud de ocasiones en los contratos. Esto nos causa muchos problemas a los traductores, unas veces porque queremos huir de la redundancia, otras porque llegamos a pensar que significa más de lo que realmente es (¡a ver si va a ser algo importante!), y otras por una cuestión de estilo y ambigüedad (en los contratos redactados en español apenas se usa este término, seguramente por su ambigüedad).

Vamos a tratar de ver qué significa realmente y si merece la pena o no conservarlo en nuestras traducciones.

Cuándo y cómo debemos traducirlo

Lo primero que debemos hacer es ir a la fuente primigenia de toda la sabiduría, el Black’s Law Dictionary. Este diccionario dice lo siguiente:

REASONABLE: Fair, proper, or moderate under the circumstances.

Y sigue aportando esta cita:

“It is extremely difficult to state what lawyers mean when they speak of ‘reasonableness.’ In part the expression refers to ordinary ideas of natural law or natural justice, in part to logical thought, working upon the basis of the rules of law.” John Salmond, Jurisprudence 183 n.(u). (Glanville L. Williams ed., 10th ed. 1947).

Bueno, pues ya sabemos algo. Siguiendo el orden natural de nuestro proceso de documentación, acudiremos a la fuente secundaria de la sabiduría jurídica que es el Manual of Style for Contract Drafting o MSCD (13.549 – 13.556) de Ken Adams, donde encontramos algunas consideraciones interesantes.

Adams dice que si debemos tener en cuenta las circunstancias concretas para saber si algo es o no razonable, esto supone hacerse una pregunta objetiva: debemos valorar las circunstancias del caso y no la intención del actor. Sería el caso, por ejemplo, de la frase reasonable attorney’s fees, que nosotros solemos traducir por «los honorarios de los abogados, [que estén] dentro de lo razonable». En este supuesto pensamos que sí podría traducirse por «justificado» (los honorarios de los abogados que estén/resulten justificados).

Cuando aparece como adverbio (reasonably) modificando un verbo, como en el caso de reasonably requests o reasonably determines, Adams sugiere que reasonably equivale a in a reasonable manner = de una forma razonable. Por lo que propone traducirlo así en estos casos.

 

Cuando reasonable es redundante

Pero también encontramos bastantes casos en los que reasonable o reasonably resultan claramente redundantes y podríamos suprimirlos, como los siguientes:

  • Cuando se emplea para modificar al verbo cooperate, como en este ejemplo: Acme shall cooperate reasonably with Widgetco. Adams señala que el propio verbo «cooperar/colaborar» implica una colaboración razonable, por lo que podríamos prescindir de su traducción.
  • Cuando se emplea para modificar el adverbio promptly, ya que la «premura» se determina en función de las circunstancias del caso. Y lo mismo sucede con otros adverbios.
  • Cuando se emplea para modificar adjetivos como likely, como en la frase reasonably likely (razonablemente probable) pues la razonabilidad no tiene nada que ver con la probabilidad.
  • Cuando se emplea para referirse a una valoración subjetiva de alguien y no a las circunstancias objetivas del caso, como en la frase: to the reasonable satisfaction of Acme. En este caso no se trata de una valoración objetiva de las circunstancias, sino de la valoración que haga Acme, lo que equivaldría a to the satisfaction of Acme.

Reasonable person

Algo diferente es el caso del tecnicismo reasonable person y sus múltiples variantes (reasonable man; reasonably prudent person; reasonably prudent man). Esta expresión proviene del Derecho romano y, por tanto, es fácil encontrar una semejante en nuestro Derecho. La idea que subyace a esta frase es que los contratos hay que cumplirlos con diligencia, y para valorar—aunque sea de una forma muy subjetiva— la diligencia exigida a las partes del contrato se dice que éstas deberán comportarse as a reasonable person o as a reasonably prudent man, lo que equivale a «con la diligencia de un buen padre de familia». Éste es el concepto que sugerimos emplear para traducir dicha expresión, pues su significado y su funcionamiento en nuestro Derecho son los mismos.

Bueno, pues ya sabemos de qué formas podemos traducir reasonable/reasonably y cuándo podemos prescindir de su traducción.

Fuentes:
Black’s Law Dictionary. West, 9th ed. 2009 (GARNER, Brian A).
A Manual of Style for Contract Drafting. ABA, Business Law Section. Third Edition. 2013 (KENNETH A: ADAMS).