¿Estás terminando tus estudios de Traducción? ¿Te asaltan las dudas sobre tu futuro? ¿No sabes qué hacer con tu vida? Es normal. En esta entrada te damos algunas ideas.

Estamos en esa época del año en la que muchas personas están a punto de terminar sus estudios de Traducción.

La mayoría de ellas empezaron el grado con mucha ilusión y grandes esperanzas. Lamentablemente, a lo largo de sus estudios se han ido encontrando con algunas personas (no vamos a nombrar a nadie) que han tratado de disuadirles.

Como somos traductores en activo y profesores de traducción, tenemos la oportunidad de hablar con mucha gente joven que ahora mismo se está haciendo estas preguntas.

¿Podré ganarme la vida con la traducción? ¿Será cierto lo que me han contado? ¿Merece la pena intentarlo?

Esos mensajes…

Los mensajes negativos a los que están expuestos los estudiantes de Traducción son demasiado frecuentes. Tal vez en tu país sea distinto, pero en España, por desgracia, es así.

Ideas como estas circulan por las aulas y algunos foros de Internet: «no es posible vivir de la traducción», «las tarifas son cada vez más bajas» o «desengáñate, se aprovecharán de ti», «ni lo intentes».

Queremos pensar que no es por mala intención, sino que, quienes dicen tales cosas no conocen más que la realidad de su pequeño mundo.

Pues, si alguna vez has oído o leído tales cosas, tenemos una buena noticia para ti: No son ciertas.

Somos legión…

El otro día tuiteábamos esto en un hilo abierto por nuestra colega Scheherezade Surià: Somos legión los que vivimos de la traducción.


Por cierto, te invitamos a leer su entrada Carta abierta al traductor principiante, porque no tiene desperdicio.

Solo en España debe haber varias decenas de miles de traductores profesionales que nos ganamos la vida honradamente con la traducción y algunos bastante bien. En todo el mundo debemos ser cientos de miles.

Hace un tiempo, nuestra buena amiga Alicia Martorell recogió algunos ejemplos en estos dos preciosos artículos.

Cómo saber si yo puedo…

Por desgracia, tenemos que darte una noticia no tan buena: Nadie lo sabe, hasta que no lo intenta.

Vivir de la traducción es posible. Sí, es posible. Incluso vivir muy bien de la traducción. Sí, has oído bien: es posible vivir muy bien de la traducción.

Se trata de una profesión maravillosa de la que vivimos miles de personas. Seguro que unos mejor y otros peor, pero la mayoría de nosotros no la cambiaríamos por nada del mundo.

Eso no quiere decir que sea fácil. Como todas las profesiones, tiene sus dificultades y cada persona se ha abierto camino a su manera.

Estamos bastante cansados de los mensajes negativos y falsos sobre la traducción que circulan por ahí. Por eso, seguiremos hablándote de ello durante las próximas semanas. Es posible que, si tenemos tiempo, hasta grabemos algún vídeo.

Queremos decirte que no estás solo, que no es tan difícil, que poder, se puede y que merece mucho la pena.

Una entrevista

Para terminar por hoy, permítenos que te dejemos una entrevista que nos hicieron hace poco los chicos de la revista Lenguas Modernas. En ella hablamos de la profesión, de la formación del traductor, de algunas especialidades profesionales, de blogs, de redes sociales y de muchas cosas más.

Si te apetece leerla, puedes echarle un vistazo aquí. Hay dos formas diferentes de hacerlo:

– Visualización en línea interactiva: https://goo.gl/XF9IPD

– Descarga en PDF: https://goo.gl/ZIbcHX