Los que nos seguís en las redes sociales y a través de nuestro blog habéis podido observar que, hace algunos días, hemos hecho un cambio de imagen importante. Hemos renovado nuestras fotografías y hemos cambiado de logotipo. Hace tiempo que veníamos pensando en ello y, por fin, lo hemos conseguido. ¡Renovarse o morir! dice la sabiduría popular.

Traducción Jurídica

Nuestra página web (//traduccionjuridica.es/) es  relativamente nueva, tiene poco más de un año. Pero el logo y las fotografías que estábamos utilizando eran más antiguos. Concretamente, el logo lo diseñó un buen amigo para Ruth hace casi diez años. La verdad es que nos encantaba, pero no reflejaba nuestro trabajo en equipo. Por eso, hemos decidido reservarlo para la web personal que mantiene Ruth como traductora jurada (http://www.ruthgamez.com).

Nuevo logo y nueva marca

El cambio de logotipo ha supuesto algo más que un simple cambio de diseño. Queríamos un logo y una marca que nos englobara a los dos. Cuando buscamos un dominio para nuestra web común ya intuíamos cuál iba a ser nuestra nueva marca: Traducción Jurídica. No podía ser otra. El dominio estaba disponible y nos pareció que describía a la perfección nuestro trabajo y nuestra especialización. Claro, directo, sencillo. Así que reservamos el dominio para nuestra web profesional. Continuamos lanzando una página en Facebook y una cuenta en Twitter (@traduccionjurid) bajo la misma denominación. Solo nos quedaba incorporarlo a nuestra página web y hacer de él nuestra marca personal.

Con un gran diseño

Para llevar a cabo esa tarea, necesitábamos a un buen profesional del diseño que entendiera a qué nos dedicábamos y supiera reflejarlo en una nueva imagen de marca. Consultamos a nuestro amigo Darío Giménez Imirizaldu, traductor y diseñador de los buenos y un tipo estupendo. Él nos recomendó, sin dudarlo, a Ángel Domínguez. Ángel es traductor y un grandísimo diseñador. Ha trabajado para muchos traductores dando forma a su imagen corporativa. En seguida contactamos con él y nos entendimos estupendamente desde el primer momento. El resultado de su trabajo ya lo conocéis.

Estamos encantados con nuestro nuevo logo y con toda la adaptación de identidad corporativa que Ángel nos ha preparado para las tarjetas, carpetas, sobres y demás. Podéis verlo todo aquí, si os interesa.

Símbolo-fondo-31

Por cierto, el símbolo § es el conocido como «símbolo de sección». Su presencia indica una referencia a una sección concreta de una ley (el equivalente a nuestros artículos). También en EE. UU., por ejemplo, es muy habitual su uso en textos de investigación jurídica y como referencia en citas legales. El símbolo posee, además, otras connotaciones: especialización, movimiento, simetría y elegancia. En fin, que nos encanta.

Y una imagen renovada

Con las nuevas fotos hemos querido actualizar nuestra imagen. No es que las anteriores estuvieran mal, pero nos apetecía renovarlas un poco pues tenían ya unos añitos. Las fotografías son de Elena Taboada (Entreluces, Valladolid), nuestra fotógrafa de cabecera. Su trabajo es estupendo y nos lo pasamos genial durante la sesión, como podréis comprobar aquí.

Sesión fotos

Como bien dijo Xosé Castro en el Eneti 2013: «hay que cuidar la marca personal y la presencia digital». Pues sí, estamos totalmente de acuerdo y es algo que siempre nos hemos tomado muy en serio, aunque no lo parezca. Los traductores, como los abogados, los médicos y otros profesionales liberales, no tenemos productos físicos para enseñar a nuestros clientes. Nuestro nombre-reputación y nuestra imagen tienen que hablar por nosotros. Eso es lo que intentamos hacer en nuestra página web y en las redes sociales en las que participamos. También nuestro blog pretende contribuir a esta misión.

Esperamos que este cambio de imagen os guste tanto como a nosotros.