En esta vídeo lección, de poco más de dos minutos, Ruth te explica qué debes hacer con las letras mayúsculas cuando traduzcas un contrato. Si alguna vez te han provocado dudas, sigue leyendo.

Hace unos días grabamos una nueva vídeo lección para nuestros amigos de Cálamo & Cran. Ellos la han publicado ya en su canal de Youtube bajo el título de Pildoritas de traducción jurídica.

Hoy te la dejamos en nuestro blog, por si no la has visto todavía.

Qué son las convenciones tipográficas

Cuando te enfrentes a la traducción de un contrato te vas a encontrar con numerosos problemas. Uno de ellos es el de si debes o no mantener algunas convenciones tipográficas típicas del inglés jurídico.

Los contratos son uno de los documentos más traducidos. Aquellos redactados en inglés responden a una base conceptual propia del Common Law y están plagados de convenciones tipográficas.

Se trata de fórmulas tradicionales de expresión escrita como el uso de la negrita en determinadas palabras, las letras mayúsculas o, incluso, las letras góticas, que abundan en documentos como los testamentos o los títulos académicos.

La mayoría de estas convenciones no responden a ninguna función, más allá de la de resaltar la importancia de alguna frase o palabra, o marcar el final de una parte y el comienzo de otra dentro del contrato.

Seguramente te habrán explicado, o habrás leído alguna vez, que el traductor debe adaptarse a las reglas gramaticales y tipográficas de la lengua a la que traduce (la lengua meta). En español, por lo general, podemos y debemos prescindir de muchas de estas convenciones tipográficas.

Habrás escuchado también que nuestro idioma prefiere la minúscula a la mayúscula y que, en caso de duda, mejor minúscula.

Pero, en la práctica, no es todo tan sencillo. Existen algunas convenciones tipográficas que sí cumplen una función en el documento y una función, además, de la máxima importancia. Se trata de las mayúsculas en los términos definidos de los contratos.

Si quieres saber qué debes hacer con ellas, no te pierdas este vídeo.

 

Eso es todo por hoy. Si el tema te interesa, échale un vistazo a nuestro curso sobre traducción de contratos. En él aprenderás muchas más cosas sobre cómo traducir correctamente estos documentos.

sabermas_banner