Las 8 partes esenciales de los contratos anglosajones

¿Sabías que conocer bien la estructura de un contrato te ayudará a entenderlo mucho mejor? En esta entrada te contamos las partes en las que se dividen los contratos anglosajones y para qué sirve cada una de ellas. Sigue leyendo.

Puedes creernos o no, pero no te engañamos.

Conocer la estructura de los contratos es mucho más útil de lo que parece.

Lo sabemos por experiencia, llevamos diez años traduciéndolos y, en ese tiempo, han pasado por nuestras manos más de 400 contratos angloamericanos. Son nuestra especialidad.

Para qué sirve

Los contratos anglosajones tienen una estructura particular que se repite casi siempre.

Esta estructura es, además, bastante parecida a la de los contratos españoles, pero presenta algunas diferencias. Conocer bien la estructura de un contrato no es una mera cuestión teórica.

Tanto a los juristas como a los traductores nos interesa conocer las partes en las que se divide un contrato, pues conociendo el propósito de cada una de ellas, y los problemas que presenta, podremos entender mucho mejor el contrato en su conjunto.

Un esquema básico

El esquema más habitual de un contrato angloamericano podría ser el siguiente:

  1. Portada.
  2. Índice.
  3. Encabezado.
  4. Preámbulo.
  5. Clausulado.
  6. Cierre o conclusión.
  7. Firmas.
  8. Anexos (si los hay).

Vamos a examinar ahora cada una de estas partes con más detalle.

#1 La Portada

Los contratos más largos suelen incluir una portada donde figura parte de su información esencial como, por ejemplo: el título del contrato, la fecha en la que se celebra, los nombres de las partes, la condición en la que interviene cada una de ellas y, en ocasiones, el nombre del despacho de abogados que lo ha redactado.

Esta parte es puramente ornamental y no tiene mayor misterio.

#2 El Índice

Este es otro de esos elementos que solo aparecen en los contratos más extensos.

Dado que hay muchos contratos cuya extensión pueden superar las 100 páginas, los abogados suelen colocar al principio un índice (table of contents) donde figuran todas las secciones y apartados en los que se divide el documento.

Este índice resulta de gran ayuda para poder localizar rápidamente las diferentes cláusulas y apartados que queramos consultar.

#3 El Encabezado

En la primera página del contrato (tras la portada y el índice, si es que los hay) suele ser donde aparece un encabezado que incluye, de nuevo, algunos datos que ya figuraban en la portada, pero de una forma un poco más extensa.

Entre estos datos encontramos la fecha y el lugar de celebración del contrato, la relación de las partes que intervienen en él y la condición de cada una.

Una de las fórmulas rituales con las que suelen empezar los encabezados es esta:

THIS AGREEMENT is dated [] 2019 and made in [London] between:

#4 El Preámbulo

A continuación, suele aparecer otra sección importante que en inglés se denomina de diferentes formas, como:

  • Recitals.
  • Preamble.
  • Whereas.

En esta parte se incluye una exposición, más o menos breve, de los antecedentes del contrato y de los motivos que han llevado a las partes a firmarlo, así como sus intereses y objetivos respectivos.

 

En español se denomina «Preámbulo», «Exponendos», «Considerandos», «Introducción» o puede aparecer, simplemente, la forma verbal «Exponen» que alude a que las partes exponen aquí los motivos que tienen para celebrar el contrato.

#5 El Clausulado

El Clausulado, también conocido como la parte dispositiva, se sitúa siempre después del Preámbulo.

Se trata, como es lógico, de la parte más importante del contrato, pues en ella se recogen los pactos alcanzados por las partes y los derechos y las obligaciones que surgen para cada una de ellas del contrato.

Esta parte se suele dividir en artículos (articles) o cláusulas (clauses).

Algunas de estas cláusulas pueden ser: Definitions (Definiciones), Representations and Warranties (Declaraciones y Garantías), Entire Agreement (Acuerdo completo), Material Adverse Change (cambio sustancial adverso), Confidentiality (Confidencialidad), etc.

#6 Conclusión o cierre

Tras la parte dispositiva, en la que las partes han dejado por escrito todos los acuerdos a los que han llegado, viene la conclusión y cierre del contrato.

En esta parte se suele emplear también alguna fórmula ritual muy característica como la siguiente:

IN WITNESS WHEREOF, the parties hereby sign this Agreement in the date and place first above written.

#7 Firmas

Tras la fórmula de conclusión suele aparecer lo que se denomina como bloque de firmas (signature block), que es donde los representantes de las partes estampan su firma en prueba de que aceptan el contratos y todos sus compromisos.

Esta parte tampoco presenta problemas a efectos de comprensión y traducción.

#8 Anexos

Por último, el contrato puede venir acompañado (o no) de uno o varios documentos adjuntos, siempre después de las firmas y en folios separados.

Dichos documentos forman parte del contrato y reciben diferentes nombres en inglés como el de Annex, Appendix, Exhibit o Schedule.

Lo más frecuente es traducirlos simplemente por «anexo» en español, aunque pueden existir pequeñas diferencias en cuanto al significado y a la forma de empleo de dichos términos.

Si quieres saber más sobre estos documentos y cómo traducirlos, te sugerimos que le eches un vistazo a esta entrada: Cuál es la diferencia entre Annex, Appendix, Exhibit y Schedule.


Y, si quieres saberlo todo sobre los contratos anglosajones, no dejes de echarle un vistazo a nuestro curso estrella: Contract Law.

No hay comentarios

Publica un comentario