Las traducciones certificadas en los Estados Unidos

¿Alguna vez te han pedido una traducción oficial para los Estados Unidos? ¿Sabes si es igual que la traducción jurada, oficial o pública de tu país? Te lo desvelamos todo en esta entrada.

Seguro que ya conoces el Club de los Grandes Traductores.

¿No?

Pues el Club es una membresía de desarrollo profesional en la que traductores de todo el mundo trabajan juntos para avanzar en su carrera.

La membresía tiene un foro muy activo donde sus miembros hacen preguntas, intercambian consejos y solicitan ayuda en las cuestiones que necesitan.

Hace poco surgió una duda muy interesante sobre las traducciones certificadas en los Estados Unidos, y un miembro del Club aportó una respuesta muy completa y detallada.

Nos gustó tanto su aportación que le hemos invitado a compartirla con todos vosotros en nuestro blog.

Katja Gugelmeier, que ha escrito este artículo, es una gran traductora miembro de nuestro Club. Ella es abogada recibida en la Universidad de Montevideo, Uruguay, asistente legal en un estudio jurídico en Arizona y traductora para estudios de inmigración en el Estado de Washington y Arizona.

Aquí va su artículo.

Las traducciones certificadas en los EE. UU.

Por Katja Gugelmeier

En los Estados Unidos para que una traducción se considere “válida” muchos organismos, instituciones y tribunales exigen, entre otros requisitos, que la traducción esté certificada (es decir, que sea una certified translation).

¿Qué es una traducción certificada?

Una traducción certificada es aquella que lleva adjunta una declaración (certification statement) redactada y firmada por el traductor que la ha realizado dando constancia de que la misma es una copia exacta y completa del documento original y que el traductor es competente en la combinación de idiomas que está traduciendo.

Aquí puedes ver un modelo de declaración:

Certificate of Translation

 I, [name], hereby certify that I am familiar and competent in both the English and Spanish languages, and that the preceding translation is an accurate translation of the original document to the best of my knowledge and belief.

_________________________                                                                    ________________

[name]                                                                                                Date

[address]

¿Quién puede realizar una traducción certificada en los Estados Unidos?

Como dice la ATA (American Translators Association) en los Estados Unidos “anyone can certify a translation”, es decir, cualquier persona puede certificar su traducción e incluso certificar la traducción de otra persona (certify someone else’s translation), siempre y cuando el traductor haya revisado completamente la traducción para verificar la precisión e integridad de la misma (fully reviewed the translation for accuracy and completeness).

Entonces, ¿no necesito ser un traductor certificado para realizar una traducción certificada?

La respuesta es no. En los Estados Unidos no necesitas ser un traductor certificado (certified translator) para otorgar una traducción certificada (certified translation).

Sin embargo, ten en cuenta que existen clientes, agencias o empleadores en los Estados Unidos que sí exigen que la traducción esté certificada por un traductor certificado. Esta exigencia no es un requisito de validez de la certificación, sino una forma de asegurar y corroborar que el traductor tiene las aptitudes y competencias necesarias para poder traducir el documento.

¿Cómo puedo llegar a ser un traductor certificado en los Estados Unidos?

La ATA (American Translators Association), que es la asociación más reconocida del país, brinda a los traductores la posibilidad de certificarse mediante la aprobación de un examen que evalúa sus habilidades y competencias. Una vez aprobado el examen, el traductor se convierte en un traductor certificado (certified translator).

La ATA autoriza exclusivamente a los traductores certificados a incorporar junto a su nombre las siglas «CT» (Certified Translator) y a utilizar un sello que indica su número de certificación y la combinación de idiomas para la cual fue adquirida.

Generalmente, los traductores utilizan estos recursos para ofrecer sus servicios y a su vez los incorporan en sus declaraciones a la hora de realizar una traducción certificada. De esta manera, no solo dan garantías al cliente de su experiencia y profesionalidad, sino que, además, la información contenida en el sello permite corroborar que efectivamente el traductor está certificado por la ATA ingresando dicha información en la página web de la asociación.

Por lo tanto, la certificación de la ATA permite al traductor probar y garantizar a sus clientes que posee las aptitudes, habilidades y competencias profesionales necesarias para brindar una traducción de calidad en una combinación de idiomas determinada. Es por ello que el examen está diseñado para traductores con cierta experiencia en la profesión y no para principiantes.

Si estás interesado en certificarte por la ATA, en este enlace puedes encontrar más información sobre cómo prepararte para el examen:

https://www.atanet.org/certification/guide-to-ata-certification/

¿Qué información debe contener la declaración?

La ATA recomienda que en la declaración se detalle la siguiente información:

  • Las competencias del traductor (translator’s qualifications);
  • Una declaración que afirme la integridad y exactitud del documento (A statement affirming the completeness and accuracy of the document);
  • Identificación del documento traducido e idioma (Identification of the translated document and language); y
  • El nombre del traductor, su firma y la fecha (The translator’s name, signature, and date).

Es importante tener en cuenta que esta información son las exigencias mínimas que toda declaración debe contener. No obstante, el traductor deberá adaptar la declaración a las necesidades y exigencias del cliente o del destinatario final de la traducción.

En el enlace que figura un poco más abajo podrás encontrar un borrador de declaración que contiene estas exigencias mínimas. En el próximo punto te explico qué otros requisitos o formalidades pueden ser exigibles. Además, en este enlace de la ATA podrás encontrar más información sobre las traducciones certificadas así como también modelos de declaración:

https://www.atanet.org/client-assistance/what-is-a-certified-translation/

¿Qué otros requisitos debe cumplir una traducción para ser válida en los Estados Unidos?

Los requisitos exigibles dependen de cada organismo, institución o tribunal donde la traducción deba ser presentada. Es muy importante que tu cliente conozca qué requisitos le están exigiendo y determinar si puedes o no ayudarlo, pues es el cliente el responsable de presentar la traducción cumpliendo con todos los requisitos correspondientes.

Por ejemplo, existen instituciones que tienen su propio modelo de declaración con un formato determinado para certificar traducciones y es el cliente quien debe proporcionar este modelo al traductor. Otras instituciones son más detallistas y solo aceptan declaraciones que estén firmadas por el traductor usando un determinado tipo de tinta o, incluso, un determinado membrete.

Por otra parte, también puede resultar exigible que la traducción, además de estar certificada, esté notarizada (notarized translation). En los Estados Unidos quien está autorizado para ofrecer este servicio es el Notary Public.

Es muy importante tener en cuenta que tanto la figura del Notary Public, como los servicios que ellos están autorizados a ofrecer, son muy diferentes a los del “Escribano Público” o “Notario” en los sistemas jurídicos de Civil law. Tanto es así que se recomienda no realizar la traducción de esta profesión para no confundir y así evitar cualquier tipo de fraude.

En los Estados Unidos los Notaries únicamente dan constancia de la identidad de la persona que firmó el documento mediante la notarización (notarization) del mismo. Así, en la notarización de una traducción, el Notary Public dará constancia de que quien se indica en la declaración como traductor firmante y quién firmó es la misma persona. Generalmente, las instituciones que exigen este requisito proveen al cliente de este servicio mediante el pago de una tarifa.

Por último, es importante tener en cuenta que el requisito de notarización en los Estados Unidos no da constancia ni de la validez del documento, ni de la exactitud de la traducción.

 

Publicado con el permiso de la autora, Katja Gugelmeier (kg@gugelmeierstudio.com).


Si quieres informarte sobre todas las ventajas de pertenecer al Club de los Grandes Traductores, solo tienes que hacer clic aquí abajo.

 

No Comments

Post A Comment