Diccionario de inglés jurídico: Property

¿Estás seguro de que sabes lo que significa realmente el sustantivo property? ¿Lo traduces correctamente en función del contexto? Sigue leyendo. A lo mejor te llevas alguna sorpresa.

Nos ocupamos hoy de un concepto que parece básico.

Y, aun así, esconde complejidades que puede que desconozcas.

A veces conviene volver a lo básico (back to basics) y redescubrir conceptos llenos de matices. Como este.

Empecemos por el principio.

Origen y etimología

El sustantivo property tiene un claro origen latino → propietas.

Llegó al inglés medio (Middle English) a través de los normandos que en el siglo XI llevaron su lengua, el anglonormando (una variante del francés antiguo) a las islas británicas, como propriete (hoy propriété) y terminó convirtiéndose en property.

Antes de los normandos, los anglosajones tenían otra palabra para expresar este mismo concepto que era feoh y que servía para designar al ganado (cattle), al dinero (money), a la riqueza (wealth) y a algunas cosas más, es decir, a los bienes y propiedades que realmente merecían la pena.

Este feoh se fusionó posteriormente con el fee anglonormando y dio origen al concepto de propiedad feudal de la tierra al servicio del rey o del noble correspondiente, que es el antiguo significado legal de fee. Posteriormente, fee se transformó en lo que hoy conocemos, el pago de honorarios por servicios profesionales, tasas o comisiones, y para designar a los bienes y las propiedades se acuñó el término property.

Significados

El sustantivo property tiene muchas acepciones y posibles traducciones, no solo la de propiedad. Por eso, no siempre debes traducirlo así. De hecho, «propiedad» suele ser el menos común de sus significados.

Dejando a un lado la acepción de property como «propiedades» en el sentido de cualidades o características físicas o químicas de un objeto, vamos a estudiar ahora sus acepciones desde el punto de vista legal.

Las tres acepciones (legales) más frecuentes, según el Cambridge Dictionary, son estas:

Primera acepción

Se utiliza para referirse a un objeto u objetos susceptibles de apropiación, es decir, que pueden ser o llegar a ser propiedad de alguien.

En este sentido equivale a asset y la traducción más correcta al español sería la de bien o pertenencia. Esta acepción es la que se emplea con más frecuencia. Como en este ejemplo:

Take care with other people’s property and belongings.

Y los bienes (property) susceptibles de apropiación pueden clasificarse legalmente en dos categorías principales:

  • Personal property (compuesta por bienes muebles y ciertos derechos personales sobre inmuebles); y
  • Real property (bienes inmuebles).

De ambos tipos de bienes nos ocupamos con detalle en estas entradas (Real property y Personal Property).

Segunda acepción

La segunda es la de terreno (land) o edificio (building). Los terrenos también se denominan en español jurídico tierras, fincas o, en un ámbito más académico, predios.

En este sentido se usa property como una simplificación del término real property (inmueble). Como en este ejemplo:

She owns a number of properties on the south coast.

En este caso podemos, y debemos, traducirlo por inmueble, no por propiedades.

Tercera acepción

La tercera acepción, propiamente jurídica, es la que se refiere al derecho de una persona a poseer, utilizar y disponer de un bien.

En este sentido sí lo podemos traducir como propiedad, incluso como dominio según sea el caso. En inglés se emplean también otros términos para referirse a esto mismo como los de ownership o title.

Veamos un ejemplo:

The results stemming from the research work shall become the exclusive property of the party which performs the research.

Como ves, no todas las properties son propiedades.

El Derecho de propiedad

El Derecho de propiedad (Property law) es una de las ramas más antiguas del Derecho y que más trabajo genera para los abogados.

Se ocupa de regular las relaciones de las personas y las empresas con las cosas. En este sentido se ocupa de las diferentes formas de adquirir, disfrutar y disponer de la propiedad (ownership) y el arrendamiento (tenancy) tanto de bienes muebles (personal property) como de bienes inmuebles (real property).

También recoge los principios y las reglas que deben seguirse para resolver los conflictos (disputes) relacionados con la propiedad de los bienes y las formas de transmitir dichos bienes (conveying property).

Como te puedes imaginar, se trata de una parte muy importante del sistema jurídico.

Y, una parte aún más importante del Derecho de propiedad es el Derecho inmobiliario (Land law o Real Property Law) del que hablaremos en una próxima entrada.

 

 

No hay comentarios

Publica un comentario