10 preguntas sobre la traducción jurada

¿Qué es la traducción jurada? ¿Quién puede realizarla? ¿Qué valor tienen las traducciones de los traductores jurados? Todo esto y mucho más te lo contamos en esta entrada. Sigue leyendo.

 

1 ¿Qué es la traducción jurada?

En España recibe el nombre de traducción jurada aquella traducción de documentos escritos en una lengua extranjera y que se realiza para que tenga algún efecto legal ante un determinado organismo oficial. Las traducciones juradas han de llevar siempre el sello y la firma del traductor-intérprete jurado y, además, en la última página de la misma debe constar una certificación que acredite su carácter de traducción jurada.

2 ¿Quién puede realizar una traducción jurada?

En nuestro país, solo pueden realizar traducciones juradas los traductores habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) para traducir de una lengua extranjera a una de las lenguas oficiales del Estado español y viceversa.

Los traductores jurados no son funcionarios públicos ni cuentan con una plaza oficial, son profesionales independientes que ejercen su profesión de forma autónoma o dentro de una empresa y que han sido autorizados por el MAEC.

3 ¿Quién garantiza la preparación e idoneidad de los traductores jurados?

Es el propio MAEC quien acredita que están debidamente cualificados a través de los tres sistemas que, hasta hace poco, han estado vigentes para acceder a dicho nombramiento:

  1. Mediante la superación del examen de idiomas de la Oficina de Interpretación de Lenguas.
  2. Por reconocimiento de título extranjero obtenido en otro país comunitario.
  3. Mediante la convalidación de la licenciatura de Traducción e Interpretación siempre que se hayan superado los créditos exigidos en traducción jurídica y económica.

En la actualidad, solo se accede a la condición de traductor jurado a través de las dos primeras vías: la superación del mencionado examen que convoca la Oficina de Interpretación de Lenguas, dependiente del propio ministerio (que consiste en una serie de pruebas de idiomas eliminatorias) y mediante el reconocimiento de un título extranjero.

4 ¿Qué valor tienen las traducciones realizadas por los traductores jurados?

Las traducciones realizadas por traductores jurados no son simples traducciones privadas, sino que tienen valor oficial. Así lo establece el Real Decreto 2555/1977, de 27 de agosto por el que se aprueba el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores (en su redacción modificada por el Real Decreto 2002/2009, de 23 de diciembre,) que en su artículo 6 apartado 1º señala lo siguiente:

«Las traducciones e interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa que realicen los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as tendrán carácter oficial, pudiendo ser sometidas a revisión por la Oficina de Interpretación de Lenguas las traducciones cuando así lo soliciten las autoridades competentes.» 

A tenor de lo dispuesto en este precepto, debe entenderse que la traducción privada es la que realiza cualquier persona con conocimiento de lenguas y capacidad para traducir, mientras que la traducción oficial es aquella realizada por un «traductor jurado» quien, gracias a la acreditación que le otorga el MAEC, está capacitado para certificar la fidelidad y exactitud de sus traducciones.

5 ¿Quién o qué organismos exigen traducciones juradas en España?

Normalmente, dichas traducciones se requieren en procesos administrativos y judiciales en los que hay que aportar documentación extranjera o prestar una declaración ante la Administración Pública. Por lo tanto, suelen ser organismos públicos los que exigen que un determinado documento sea traducido por un traductor jurado para reconocer la validez del mismo.

6 ¿Cuáles son los servicios más frecuentes que puede prestar un traductor jurado?

Entre los servicios más habituales de los traductores jurados se encuentran los siguientes:

  1. Traducir un documento escrito y certificar que la traducción es correcta y completa.
  2. Certificar que una traducción hecha por otra persona es correcta y completa.
  3. Interpretar en un proceso judicial, en un acto ante notario, en una ceremonia de matrimonio, o en cualquier otro acto de carácter oficial en el que intervengan personas que no hablan el idioma en que se desarrolla dicho acto.

7 Todo documento extranjero que deba presentarse como prueba en un proceso ¿ha de llevar una traducción jurada?

Aunque la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil señala que es necesario acompañar la traducción de los documentos redactados en lengua extranjera para que tengan valor probatorio, de acuerdo con la normativa actual esta traducción puede ser realizada «privadamente», es decir, por cualquier persona con capacidad para ello y sin ninguna otra exigencia adicional. Sin embargo, en este caso, la calidad de dicha traducción puede ser cuestionada, tanto por la parte contraria como por el juez y la traducción puede ser rechazada con el consiguiente perjuicio para quien la aporta.

Por lo tanto, parece aconsejable, incluso conveniente, acompañar una traducción jurada (realizada por un traductor jurado en la que conste su sello y firma) del documento en cuestión, pues así tendrá valor «oficial» ante nuestros tribunales. En este último caso solo el juez podrá rechazarla motivando mucho su decisión, lo que seguramente ocurrirá en contadísimas ocasiones.

Por si quieres saber más sobre la validez en juicio de una traducción: La traducción en los tribunales de justicia.

8 ¿Cuáles son los documentos que suelen traducir los traductores jurados?

Algunos de los documentos que con más frecuencia traducen los traductores jurados son los siguientes:

  • Contratos o certificados empresariales extranjeros que deban presentarse ante una autoridad española para su reconocimiento.
  • Certificados académicos, certificados médicos o de antecedentes penales.
  • Documentación aportada en procedimientos de naturalización.
  • Testamentos otorgados en el extranjero, partidas de nacimiento, matrimonio, defunción.
  • Permisos de residencia.
  • Poderes notariales otorgados en el extranjero.

9 ¿Qué documentos legales no necesitan una traducción jurada?

La mayoría de los documentos que se utilizan en el tráfico mercantil entre empresas y particulares no necesitan una traducción jurada. Contratos, acuerdos, pólizas de seguro, etc. no necesitan estar sellados por un traductor jurado para tener validez entre las partes, salvo que éstas así lo convengan. Sin embargo, sí es importante que su traducción la lleve a cabo un experto en Derecho para evitar así errores en la traducción de conceptos jurídicos o en las cláusulas que puedan tener consecuencias graves en sus relaciones jurídicas.

10 ¿Dónde puedo encontrar una relación de los traductores jurados activos en España?

En la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores existe un listado actualizado de los traductores jurados activos en España. Dicho listado está ordenado por los idiomas que traducen y por las provincias en las que viven o ejercen dichos traductores. Así mismo, aparecen también sus datos de contacto para que sea más fácil localizarlos. Dicho listado se puede consultar aquí.

 

 

8 Comentarios
  • traduccion jurada
    Publicado a las 22:33h, 28 noviembre Responder

    También suele ser frecuente la traducción de la fe de vida, el DNI o certificados de todo tipo como el de penales, el de estudios, el título universitario… hoy en día los trámites que se hacen en el extranjero no están exentos de requerir traducciones certificadas.

  • Eusebio
    Publicado a las 18:10h, 07 agosto Responder

    Felicidades por la revisión. Ha sido bien didáctica y clara. Me queda una duda, en el caso que un documento emitido en el extranjero, escrito en lengua extranjera deba ser presentado en España traducido y legalizado! Se puede legalizar en España luego de su traducción? Dicho de otra forma, se puede apostillar o notariar un documento traducido y sellado por un traductor oficial español, ya estando el documento en España? Gracias

  • Sara López
    Publicado a las 14:34h, 19 septiembre Responder

    Una publicación muy informativa. Tenía una duda acerca la validez de las traducciones. Como usted ha dicho, son de gran utilidad en procedimientos judiciales pero, si considerara que uno de los documentos no está del todo bien traducido, ¿Acepta prueba en contrario, como sería otra traducción jurada? O al tener carácter oficial no?
    Muchas gracias,
    Sara López

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 11:25h, 22 septiembre Responder

      Hola, Sara:
      En caso de que en un juicio alguna parte considere que una traducción no es correcta, será el juez el que determine si se debe pedir otra traducción o no y a quién. Lo normal es que se pida otra traducción jurada.
      Un saludo y muchas gracias por seguirnos,
      Ruth

  • Vicente Martín
    Publicado a las 15:39h, 07 octubre Responder

    Buenas tardes Ruth, muy interesante el artículo, bastante esclarecedor.
    Tengo una duda, sería con respecto a la tercera pregunta:
    – ¿Es necesario cumplir los 3 requisitos para poder realizar traducciones juramentadas?
    Porque en mi caso, no estudié la licenciatura de Traducción e Interpretación, pero llevo varios años dedicándome a la traducción de documentación técnica del español a portugués y viceversa, y me gustaría saber si tengo como poder realizar este tipo de trabajos de forma oficial y reconocidos por el MAEC (lógicamente lo que realizo hasta el momento no tiene valor de traducción juramentada, son simplemente traducciones técnicas).
    Un saludo y muchas gracias de antemano,
    Vicente.

    • Traducción Jurídica
      Publicado a las 08:06h, 08 octubre Responder

      Hola, Vicente:

      Actualmente, la única forma de acceder a la condición de traductor/intérprete jurado en España es superando el examen que convoca el MAEC cada cierto tiempo. No hay fechas fijas para sus convocatorias. Si quieres más información, puedes consultar la página del propio MAEC, Oficina de Interpretación de Lenguas.

      Un saludo muy cordial,
      Ruth.

      • Vicente Martín
        Publicado a las 11:44h, 09 octubre Responder

        Muchas gracias por tu respuesta y por toda la información. Estaré atento a la web para futuras convocatorias.

        Vicente.

Publica un comentario