Diccionario de inglés jurídico: Covenant

¿Alguna vez te has encontrado con este término y has dudado sobre cómo traducirlo? Es lógico. El inglés jurídico es complicado y usas palabras extrañas. Te lo contamos en esta entrada.

Seguro que has oído hablar de los arcaísmos, ¿verdad?

Son palabras antiguas que casi nadie usa.

Casi nadie, menos los juristas, que les gusta más un arcaísmo que a un tonto un lápiz.

¿Por qué? Nadie lo sabe. Quizá porque lo antiguo tiene siempre un aura de prestigio, de mejor, de más “legal”. Tal vez.

En todo caso, los que nos dedicamos a trabajar con el inglés jurídico debemos conocer estos términos y su significado.

Te lo contamos todo a continuación.

Origen y significado

El término covenant llegó al inglés medio (Middle English) como muchas otras palabras de la jerga jurídica, a través del francés antiguo, en este caso como forma derivada de covenir, que significaba acordar.

El término es de clara procedencia latina (convenire: con + venire que equivale a venir junto a alguien) y también podemos encontrarlo en español como “convenir”, en el sentido de llegar a un acuerdo o entendimiento.

Los juristas hispanos lo utilizan con frecuencia como sinónimo de acordar (“las partes convienen en…”).

Podemos decir que en inglés jurídico se emplea con dos significados, uno más amplio y arcaico (el primero), y otro más restringido, pero más extendido y actual (el segundo). Así, tenemos que covenant puede ser:

  1. Un acuerdo o contrato representado generalmente por un deed.
  2. Una obligación asumida en un contrato.

Vamos a ver estas dos acepciones despacio.

Acuerdo

En ocasiones encontrarás el término covenant referido a un acuerdo formal similar a un contrato o escritura. Esta es la definición más habitual de los diccionarios, como la primera que nos da el Black’s (Black’s Law Dictionary, 8th ed. 2004):

Covenant n.1. A formal agreement or promise, usu. in a contract.

Y también podemos encontrar definiciones como esta (Fuente: 1001 Legal Words, Feinman, J.M., 2003, p. 40):

Covenant. A contract drawn up by deed.

Encontramos aquí que en esta acepción se trata del documento formal (tipo escritura o contrato con ciertas solemnidades) en el que se refleja algún tipo de transacción.

Tal vez por ese carácter solemne suele ser un termino más propio de contratos relativos a inmuebles, como los de alquiler.

Compromiso u obligación

La segunda acepción que, tal vez, sea la de uso más extendido es la que se refiere a covenant como cláusulas de un contrato o, más en concreto, como las obligaciones asumidas en un contrato.

Aquí nos encontramos que el término no se usa de forma amplia para referirse a un acuerdo o contrato (que incluye tanto derechos como obligaciones), sino solo a la parte de las obligaciones.

Este es el sentido más habitual, en nuestra humilde experiencia, y lo vemos en multitud de frases hechas y fórmulas propias de los contratos como:

The Seller warrants, undertakes and covenants…

The Grantor covenants and undertakes that…

The Borrower hereby makes the covenants and undertakings set out in Clause…

Habrás observado que se usa como verbo (las dos primeras frases) y como sustantivo (la tercera).

En casi todos los casos se trata de expresiones redundantes que tratan de expresar la idea de que alguien asume una serie de obligaciones que se enuncian a continuación.

Por eso podemos traducir todas estas expresiones como compromisos u obligaciones de alguna de estas formas:

  • “X se obliga a…”
  • “Y asume la obligación de…”
  • “Z se compromete a…”

El propio Ken Adams nos dice que en este contexto covenant equivale a obligation y la única razón por la que muchos juristas lo usan en lugar del más común obligation es porque covenant tiene ese aire de Antiguo Testamento que tanto gusta a los lawyers anglosajones (A Manual of Style for Contract Drafting, Adams, K. 2017, p. 73).

Para nota

Los contratos redactados en las jurisdicciones Common Law incluyen siempre una serie de partes esenciales que se conocen como building blocks y que son ciertas categorías de disposiciones que sirven siempre la misma función, con independencia del contenido del contrato.

Estos building blocks son:

De todas ellas hemos hablado ya en este blog y solo nos quedaba ocuparnos de covenants. Si haces clic en sus nombres podrás leer más información sobre las demás categorías.

Los covenants son una serie de promesas que las partes intercambian entre sí a futuro mediante las cuales asumen una serie de obligaciones entre ellas.

Se dice que los covenants son promesas asumidas por escrito en las que alguien se obliga a hacer algo (lo que se conoce como an affirmative covenant) o se compromete a no hacer algo (que se conoce como a negative covenant).

En cuanto a las partes, y esto es ya rizar el rizo, la persona que realiza la promesa es el covenantor (nuestro promitente) y el que la recibe o se beneficia de ella es el covenantee (nuestro beneficiario o promisario).


Si te ha gustado, consulta más recursos sobre inglés jurídico en nuestra zona de recursos (haz clic aquí abajo).

 

No hay comentarios

Publica un comentario